Inicio » Actualidad En Accion » ‘Tips’ de ahorro para emprendedores
En el Día Mundial del Emprendimiento, 16 de abril, ACCION FIDUCIARIA se conecta con los emprendedores.

En el Día Mundial del Emprendimiento, 16 de abril, ACCION FIDUCIARIA se conecta con los emprendedores a través de una guía para el buen manejo del capital.

El espíritu emprendedor es tener vocación de líder y saber inspirar a otros; también, es ser responsable y tener la capacidad de adaptarse a los cambios. Además, requiere habilidad para hacer rendir cada peso. En últimas, es lanzarse hacia un sueño con lo poco o lo mucho que se tenga.

Emprender es caminar por un camino incierto, el cual demanda ser precavido y anticiparse a los problemas; el dinero, desde luego, será uno de los obstáculos más recurrentes. Es por ello que, a propósito del Día Mundial del Emprendimiento, ACCION FIDUCIARIA les trae a los emprendedores una guía para la buena salud financiera.

En entrevista, Juan Camilo González*, coach financiero, especialista en Finanzas Personales y fundador de MisFinanzasPersonales.co, entrega los mejores ‘tips’ de ahorro y buena salud financiera para emprendedores y líderes de pymes.

  • - En primer lugar, recuérdenos la importancia del ahorro para la buena salud financiera de cualquier persona.

Juan Camilo González (JG): Primero, una respuesta corta y contundente: el ahorro es el primer y único medio que puede asegurar el crecimiento financiero. 

Ahora bien, el ahorro es la primera piedra que se debe poner al hablar de bienestar financiero para personas o empresas. ¿Por qué? Se puede tener un muy buen ingreso mensual, pero es bien sabido que a mayores ingresos mayor es el gasto o consumo. Así no se crece. 

El ahorro es ese hábito que permite separar un capital, acumularlo durante un tiempo y luego destinarlo a la inversión, para así generar nuevos ingresos. Es un círculo virtuoso que permite el crecimiento financiero para personas naturales o emprendimientos. 

  • - ¿Qué ‘tips’ prácticos podría recomendarle a ese emprendedor que aún no sabe organizar sus finanzas?

(JG):

  1. 1. Cuidar el flujo de caja. Esto también aplica en las finanzas personales. Cuidar el flujo de caja es cuidar “el motor” de la compañía, lo que la mantiene viva. 

Por ello, recomiendo siempre tener presente cuántos mejes de flujo de caja se tienen para atender la operación. Así, es posible entender la situación de la empresa, saber si estoy “emproblemado” con una deuda o si no estoy ganando lo suficiente. 

  1. 2. Estar atento al capital de trabajo. El capital de trabajo es ese dinero con el que se pagan las cuentas mes a mes. 

Aquí, lo importante es preocuparse por que al negocio le entre dinero más rápido de lo que sale. Por ejemplo, la financiación a clientes debe ser más corta que el pago a proveedores.

Cuidar ese capital de trabajo, o mejor, ese ciclo de conversión de efectivo, es un principio fundamental.

  1. 3. Entender la estructura de costos del negocio. Empezando por la rentabilidad del producto o servicio (se calcula fácilmente restando el precio de venta menos el costo de producto).

Se trata de cómo hacer que la operación sea cada vez más rentable y que todas las actividades alrededor del ‘core’ de negocio (gerencia, recursos humanos, ‘marketing’ o ventas, etc.) también lo sean. 

Es útil hacer una gestión de contabilidad, donde se busque cómo reducir esos costos que no representan un gran beneficio, para así conocer plenamente la utilidad final del negocio.

  1. 4. Comprender qué hace viable la compañía. Al principio, casi ningún emprendimiento es viable financieramente; lo importante es tener claro cómo llegar a serlo.

¿Cómo se llega a la viabilidad financiera? Igual que las finanzas personales: ingresos mayores a los gastos. Esto puede lograrse conociendo el retorno de cada inversión que se haya realizado a lo largo de la vida de este emprendimiento, o estando en la búsqueda constante de proveedores con mejores tarifas, por ejemplo.

  • - ¿Cuál es la importancia del ahorro en un emprendedor o en líderes de pymes?

(JG): Los emprendedores tienen, por lo general, dos retos simultáneos que hacen del manejo de sus finanzas una actividad de sumo cuidado.

Primero, debe responder por una compañía, liderarla y hacer todo lo que esté en sus capacidades para que su negocio deje ganancias. Esto incluye también el pago de sueldos a trabajadores y pagos a proveedores, para así seguir sirviendo a los clientes.

Segundo, tiene la responsabilidad de asegurar sus propias finanzas. Uno de los grandes problemas que tienen que enfrentar los emprendedores, especialmente los que están comenzando, es que su ingreso depende casi totalmente de su emprendimiento. Por ello, el ahorro es prácticamente “un lujo”. 

Precisamente, para empezar a ahorrar esto no debe verse como “lujo”, sino como si fuera un “gasto fijo” cada mes. Así como se deben pagar nómina, impuestos o servicios públicos, el ahorro debe estar planificado. 

De esta manera, cuando lleguen las épocas de “vacas flacas” (a lo que todos estamos expuestos a lo largo de la vida) podremos hacer frente a las adversidades. No hay que olvidar que las finanzas del emprendimiento y del emprendedor suelen estar correlacionadas íntimamente, por lo que si hay un “descalabro” en el negocio, los ingresos del emprendedor también se resienten.

Cuando se presenten oportunidades de inversión en el horizonte (como comprar una maquinaria, contratar a más empleados o lanzar un nuevo producto) ese ahorro recompensará todos los esfuerzos. 

  • - Finalmente, ¿algún otro consejo para quienes se lancen a emprender?

Antes de emprender, siempre es útil tener clara la planeación financiera personal, y ojalá que esta sea lo más sana posible y sin deudas que “ahoguen” el emprendimiento que desarrollará. Una buena vida crediticia le abrirá las puertas de la financiación a futuro.

Luego, ya con el emprendimiento en marcha, la persona puede empezar a preguntarse: ¿de dónde salen los ingresos? ¿Cada cuánto deben llegar? ¿Qué tan variables son? De igual manera, cuestionarse sobre los gastos: ¿cuáles son los fijos y cuáles los variables? ¿dónde puedo generar economías de escala y así disminuir los costos variables? Esas son algunas comprobaciones que deben hacerse constantemente.

Por último, las finanzas del negocio y las personales no deben estar revueltas. Pueden estar juntas, como ocurre con muchos independientes o ‘freelancers’, pero hacer lo posible para que no estén juntas, y así ahorrar de mejor manera. 

Tener cuentas bancarias separadas puede ser un buen inicio. Cuando el negocio crezca y, a futuro, tenga más clientes, más personal y más proveedores, inevitablemente se necesitará tener un alto grado de independencia en ambas contabilidades, para así no mezclar el dinero de nómina con, por ejemplo, el dinero del mercado de ese mes.

Juan Camilo González Trujillo

*Juan Camilo González es profesional en Finanzas y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia y especialista en Educación de Jóvenes y Adultos de la Organización de Estados Iberoamericanos.

En 2020, combinó lo mejor del mundo de la tecnología y de la planeación financiera para crear MisFinanzasPersonales.co, un portal web que funciona como asesor financiero digital para quienes nunca les han hablado de estos temas.

Conozca más de esta iniciativa en: https://misfinanzaspersonales.co/. También puede conectar con Juan Camilo en LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/juan-camilo-gonzalez-finanzas-personales/?originalSubdomain=co.

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas

  • Fiducia en garantia...

    No cabe duda de que la emergencia sanitaria causada por el COVID-19 y sus restricciones han significado un duro golpe económico para el tejido...
  • Fiducia: el vehículo...

    La liquidez que necesitan empresas puede facilitarla el esquema fiduciario: un vehículo para apalancar su crecimiento y conseguir la confianza...
  • Fondos de inversión...

    Los fondos de inversión Colectiva se han constituido como una de las alternativas financieras preferidas para realizar inversiones a corto,...